¡DESCUBRE LOS PERSONAJES PRINCIPALES DE ALADDÍN Y VEN A CONOCERLOS!

Conoce a Jafar, el villano de la historia

Jafar, el astuto y ambicioso villano de la historia, es una figura cuya sed de poder no conoce límites. Como visir del Sultán, ostenta una posición de autoridad que utiliza como trampolín para sus oscuras aspiraciones. Su verdadera motivación es obtener el poder absoluto y someter a todos bajo su control.

Conoce a Jafar, el villano de la historia

Las ansías de poder de Jafar

Jafar se presenta como un personaje calculador y maquinador, capaz de trazar planes elaborados para alcanzar sus objetivos. No tiene reparos en utilizar cualquier medio para lograr su cometido, incluso si eso significa traicionar a los que le rodean. Su habilidad para manipular situaciones y personas es su principal herramienta para avanzar en sus ansias de dominación.

Las ansías de poder de Jafar

Jafar y su sirviente, cómplices en la maldad

En el musical, Jafar cuenta con un leal sirviente llamado Iago. Un fiel seguidor que se convierte en una extensión de la malicia y el ingenio de Jafar. Iago, cautivado por la promesa de poder y recompensas, se convierte en un cómplice incondicional de los malvados planes de Jafar, ofreciéndole apoyo y asistiéndole en su camino hacia el control absoluto.

Jafar y su sirviente, cómplices en la maldad

El enfrentamiento entre Jafar y Aladdín

La relación entre Jafar e Iago es una alianza tenebrosa basada en la lealtad servil y en la búsqueda conjunta de poder. Juntos, traman retorcidas artimañas para deshacerse de cualquier obstáculo que se interponga en su camino hacia la dominación total. Aunque Jafar es el arquitecto principal de sus perversos planes, Iago se convierte en un colaborador decisivo proporcionándole información valiosa y ejecutando tareas importantes para llevar a cabo sus maquinaciones.

Su determinación y calculadora naturaleza le convierten en un colosal adversario para los héroes de la historia.

El enfrentamiento entre Jafar y Aladdín

Detrás del villano

Álvaro Puertas, quien interpreta a Jafar, descubrió su pasión por los musicales en el teatro universitario. Antes de cada función, realiza un calentamiento vocal esencial para la exigencia del personaje.
Para interpretar a un villano, Álvaro no prejuzga a Jafar, sino que busca entender sus motivaciones, lo que enriquece su actuación. Cada día encuentra algo nuevo que aportar al personaje.
Luego del calentamiento, pasa 45 minutos en maquillaje, se viste y prueba el micrófono para estar listo.
Descubre más sobre su inspiradora historia viendo el vídeo. ¡No te lo pierdas!

Detrás del villano

¡CONSIGUE YA TUS ENTRADAS!